Menorca Talayótica

La prehistoria de Menorca se conoce con el nombre de Menorca Talayótica y es candidata a Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Los restos arqueológicos de las primeras comunidades que vivieron en Menorca han marcado y han caracterizado el patrimonio y el paisaje de la isla. La cultura talayótica se singulariza del resto de culturas contemporáneas de la cuenca mediterránea occidental porque presenta unas características únicas que la diferencian del resto; de hecho, la taula es un monumento exclusivo de la isla de Menorca.

Las fuentes arqueológicas han constatado que alrededor del 1400 aC se produjo un cambio económico y social en las comunidades que ocupaban la isla, con un aumento progresivo de la población que implicó el paso hacia una sociedad jerarquizada, hacia una nueva cultura de tipo más “urbano”: la cultura talayótica. La mayoría de los asentamientos talayóticos o poblados están situados en la mitad meridional de la isla y probablemente ocuparon el mismo espacio que los poblados preexistentes. Las diferencias de tamaño entre los poblados hace pensar en una distribución sobre el territorio con grandes poblados que dominarían áreas donde se localizan otros poblados menores o satélites de los primeros, como es el caso del poblado talayótico de Torre den Galmés, el poblado talayótico más grande documentado hasta ahora en las Islas Baleares.

Menorca Talayótica