Mare de Déu de Gràcia de Maó

Estas fiestas mayores de Maó tienen su inicio en 1890, momento en que el ayuntamiento acordó complementar los actos religiosos en honor a la patrona de la ciudad con otros de componente cívico que incluían la qualcada que antiguamente se organizaba por Sant Joan, precisamente hasta finales del siglo XIX en que desaparecieron.


El repique de campanas a las cuatro de la tarde del día 7 anuncia el inicio de las fiestas, comenzando el replec (recogida) y el ir y venir de caballos y jinetes por las calles de Maó hasta el momento de las completes (oración de tarde-noche) en la ermita de Gràcia. Es después cuando la comitiva, a caballo, se dirige hasta la plaza del ayuntamiento y tiene lugar el espectacular y largo jaleo nocturno.
Entre los actos del día 8 destacan el jaleo matinal en la plaza consistorial y, por la tarde, las emocionantes y vistosas corregudes (carreras de caballos) en el Cós de Gràcia.
Año tras año adquiere mayor protagonismo la lectura del pregón de fiestas que se celebra el día 6 por la noche. Un personaje famoso se dirige al pueblo desde el balcón consistorial para, al finalizar, entonar junto al alcalde y todo el público congregado en la plaza una canción popular dedicada a la ciudad.

 
Imágenes relacionadas