Descubre Menorca en kayak

Menorca es una isla de aguas tranquilas y transparentes, un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. Entre ellos, uno de los más populares es el kayak, una actividad apta para todas las edades que permite disfrutar en solitario, en pareja, en familia o con amigos. Tanto si estás familiarizado con este deporte como si te subes a una canoa por primera vez, practicar kayak en Menorca es accesible a todos los niveles.

 

Surcar las aguas de Menorca en kayak te encantará. La sensación de navegar a pocos centímetros del agua mientras te envuelve el silencio del mar te hará sentir su inmensidad y te transportará a un estado de calma absoluta mientras te conviertes en uno con la naturaleza. 
El kayak permite respirar la brisa marina mientras remas recorriendo el litoral de Menorca centímetro a centímetro para descubrir sus imponentes acantilados, sus calas desiertas de aguas turquesas y sus cuevas secretas inaccesibles desde tierra, en las que incluso podrás adentrarte para contemplar todo su esplendor. 

 

Tanto si tienes tu propio kayak de mar como si prefieres alquilarlo, dar la vuelta a la isla es una aventura que puedes disfrutar al ritmo que prefieras. Su rapidez y ligereza hacen posible realizar excursiones que te permitan conocer la costa por etapas, con itinerarios asequibles para todos, ya seáis todos adultos o disfrutéis de vuestras vacaciones con niños.

 

El kayak permite descansar y darse un chapuzón en calas vírgenes de ensueño, llevando contigo todo lo necesario para que la jornada sea inolvidable: comida, bebida, crema para el sol y hasta el móvil para tomar las fotos más impresionantes. Ver una puesta de sol desde dentro del agua es una de las experiencias más maravillosas. Aunque, eso sí, ¡es recomendable estar ya cerca del punto de salida!

 

Con tan solo una canoa y un remo tienes a tu alcance la posibilidad de descubrir rincones de Menorca que nunca habrías soñado mientras disfrutas de una actividad al aire libre con tan solo el rumor del mar de fondo.